En Qué Está el Vino Chileno en 2020

Hola
Hace algún tiempo invité a mi amigo Homero Gac, un gran conocedor de los vinos chilenos y una referencia en la aplicación Vivino, para escribir un artículo sobre vinos para el Blog. Finalmente encontró tiempo en su apretada agenda y nos da una excelente visión sobre el estado actual de los vinos chilenos, que incluso confirma muchas de las indicaciones de los excelentes artículos escritos por Carlos Mazon, sobre la nueva industria vitivinícola chilena.
Buena lectura para todos y los enlaces a los artículos citados se encuentran al final de la publicación.

¿En qué está el vino chileno en 2020?

Me parece que esta pregunta puede ser un buen comienzo para la amable invitación de Rodrigo Sitta para escribir en su excelente blog, lo cual me honra sin duda.

Recuerdo la frase de Tim Atkin hace unos años atrás donde decía que el vino chileno era como un Volvo: seguro pero aburrido. Hace poco en su última venida al país los representantes del movimiento de viñateros independientes (MOVI) le dieron un paseo en un clásico de la marca sueca a modo de broma. Y probablemente para quienes no están en Chile siguen siendo los valles más consolidados lo único que conocen: Maipo, Colchagua y Casablanca junto a Leyda con cepas muy tradicionales como Cabernet Sauvignon, Carmenere, Merlot, Sauvignon Blanc y uno que otro Syrah o Pinot Noir. En esto quizás la primera innovación fue plantar pegado al mar como es el caso de Casa Marín con excelentes Pinot Noir, Sauvignon Blanc y Gris, Gewürztraminer y Riesling.

Pero para situarnos en la escena actual quisiera decir que los viajes de enólogos chilenos por el mundo y el probar vinos de otras latitudes han ayudado a rescatar lugares y cepas olvidadas, a descubrir nuevos terroirs muy interesantes e innovar con menos madera y uso de ánforas, tinajas, cemento y otros materiales. Uso levaduras nativas, vinos biodinámicos, menos corrección y menos madurez y alcohol. Por otra parte el cambio climático ha hecho que el calor en zonas tradicionales haga pensar en cambios en cosechas, ingreso de nuevas cepas y trasladar viñedos a zonas más altas o más australes del país.

Es interesante en primer lugar hablar del rescate patrimonial de terrenos y zonas olvidadas. El primero creo que es el valle del Maule con sus Carignan que llevaban perdidos por hasta 100 años. La intensidad de este descubrimiento dio origen incluso a la agrupación VIGNO de productores de la cepa con lo cual hay una imagen común de estándares de calidad. Por otra parte la uva es resistente al calor y tiene una acidez que permite su guarda prolongada. Representantes muy buenos pueden ser RENACE de bodegas Re, el de Pagos García (Ex García Schwaderer), Lomajes de viña Roja, Morandé o Hacedor de Mundos de Gillmore, los Vigno de Lapostolle o de Martino. Y versiones más comerciales de menos rusticidad y más amabilidad en acidez y taninos como Orzada de Odjfell o Terroir Hunter de Undurraga.

El segundo rescate interesante es el valle de Itata en zonas como Guarilihue donde la cepa País (listán preto), esa antigua uva traída desde Canarias, por los primeros conquistadores españoles en el siglo XVI que se ha mantenido para hacer los típicos “pipeños” de uva en zaranda y pipas de madera. Vinos de baja graduación alcohólica, pensados en apagar la sed y sin ninguna pretensión de venta. En Itata podemos encontrar los viejos Semillón con blancos estupendos, Cinsault que da tintos frescos para días de calor, algunos Chasselas de inmigrantes suizos perdidos en el tiempo y Muscat aromáticos para días estivales. En esta zona fue muy interesante como el enólogo Marcelo Retamal de Bodega de Martino, recicló viejas tinajas, que da nombre a su vino, para hacer interesantes guardas como en el siglo pasado en la zona y con ribetes similares a lo que se hace en Georgia con la ánforas.

Y hablando de la búsqueda de terroirs encontramos lugares que ya se están consolidando como el valle de Limarí y Elqui a unos 450 km al norte de Santiago. Terrenos minerales con influencia marina donde el Pinot Noir, Syrah, Chardonnay y Sauvignon Blanc se dan de manera magnífica.

Ejemplos de ello son los vinos de blancos y Pinot noir de Bodega Tabalí en su línea Talinay y el syrah Payen. Notable es también Caballo Loco Syrah (de etiqueta anaranjada). De Elqui Kankana de viña San Pedro y el proyecto en altura del mismo Retamal de Viña Alcohuaz con su syrah Tococo. Aconcagua Costa también sorprende con vinos como los de Errázuriz y su línea Pizarras, y Montes con sus vinos de la zona de Zapallar con cepas Pinot Noir, Syrah y Sauvignon Blanc.

Como comentaba el cambio climático y los incendios de vastas áreas de flora pueden ser motivo de búsqueda de latitudes más australes o de alturas mayores donde plantar. También la resistencia al calor de cepas mediterráneas ha generado la aparición de vinos con Garnacha o Mourvedre. La novedad de cepas más inhabituales para Chile como Barbera, Sangiovese, Alicante Bouschet, Nebbiolo, Mencía, Albariño, Verdejo, Zinfandel o Primitivo son hasta ahora pequeños experimentos de enólogos como Gonzalo Guzmán de El Principal o viñas como Erasmo Reserva del Caliboro, propiedad del Conde Marone Cinzano o Cremaschi Furlotti.

Otras zonas que se han transformado en lugares de experimentación son el lago Ranco en latitud 40 Sur con cepas como Riesling y Pinot Noir o Río Puelo con Pinot Noir plantado en latitud 42 Sur en la puerta de la Patagonia.

Para terminar contarles que el mundo del vino chileno sigue experimentando. Casa Bauzá ha lanzado Carmenere (ya podré quizás en otra oportunidad darles mi opinión de lo que pasa con esta cepa en Chile) en tres formas de crianza distintas: Fudre con grandes “botti”; Huevo, en los cada vez más usados en todo país, Huevos de cemento y Flex un polímero que permite cierto paso de oxígeno. Muy interesantes todos ellos.

Al parecer este Volvo del vino chileno comienza a volverse cada vez más entretenido y diverso.

Um Novo Vinho Chileno – Parte 4
Um Novo Vinho Chileno – Parte 5

Por Homero Gac
Médico Geriatra
Profesor U Católica de Chile
Amante del Vino

23 comentários em “En Qué Está el Vino Chileno en 2020

  1. Artigo muito interessante, bem escrito e importante por ‘desbravar” novas fronteiras do vinho chileno. Além disso, nos oferece excelentes sugestões de vinhos a provar. Parabéns, Gac!

    Curtido por 1 pessoa

  2. Excelente abordagem, a começar pela comparação com o Volvo. Eu apreciava os vinhos chilenos antes até do caminho que os produtores adotaram para agradar ao mercado internacional (USA?) e a alguns “críticos famosos”. Porém esse artigo atende ao meu modo de pensar “fora do quadrado” já há alguns anos, tanto em relação às cepas quanto ao corpo e teor alcoólico. Satisfeito por essa nova tendência chilena, já confirmada por alguns rótulos degustados, elaborados por pequenos produtores. Mantenha a luta por esse caminho. Júlio Vieira

    Curtido por 1 pessoa

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s